Garruchadigital.com

Puerto, Playa y Mar.

Historias de Garrucha.

José González Billón, (Palma de Mallorca 1862, Madrid 1946.).

27/10/2018

José González Billón, (Palma de Mallorca 1862, Madrid 1946.)

Este recuerdo comienza con la historia de una caja de zapatos con fotos comprada en 2015 en un puesto ambulante del rastro de Gijón, que contenía otras 14 cajas de negativos junto a material para revelado y un nombre manuscrito, J. González Billón, y que recupera la memoria de la figura de Ayudante de Marina de Garrucha entre 1.901 y 1.906.

 

Raúl Hevia, el rescatador de los 212 negativos en blanco y negro, ha recuperado la colección inédita, la memoria de un fotógrafo aficionado del Contralmirante de la Armada González Billón.

Raúl Hevia además de artista es crítico y comisario independiente con numerosas publicaciones. El trabajo de Raúl Hevia se desarrolla en torno al cuestionamiento de los modos de narración de la intimidad, las formas de expresión del yo contemporáneo, a través de soportes como fotografía y vídeo, subrayando la parte plástica del lenguaje escrito y la transposición de lo verbal a lo visual. Raúl Hevia vive y trabaja en Santander. Su obra se ha mostrado en exposiciones y eventos internacionales, en 2017, Hevia organizó en El Centro de Arte Faro de Cabo Mayor la muestra ‘Que Sea Mar’ del artista José González Billón, organizada por la Autoridad Portuaria de Santander y comisariada por el mismo.

Esperamos ver esta muestra algún día, también en tierras de Almería. La muestra presenta una colección “inédita y desconocida hasta ahora” de fotografías, de entre 1880 y 1910, con el mar como protagonista, de pescadores, marinos, barcos y pueblos marineros del Mediterráneo, en gran medida tomadas en Garrucha.

¿Quién fue José González Billón?.

José González Billón, nace en Palma de Mallorca el 2 de diciembre 1862, en una familia de militares aristocráticos con raíces en el comercio de las islas, aprende inglés, francés y mallorquín, formación de las familias dedicadas al comercio en aquella época. Otra tradición de estas familias aristocráticas con raíces militares, es que los hijos formaran parte de los ejércitos y en una isla La Armada fue el destino de González Billón.

Comienza su carrera en La Armada con dieciséis años, Aspirante y Guardiamarina de segunda clase, de 1879 a 1881, en la Fragata Asturias anclada en El Ferrol que hacia las funciones de Escuela Naval Flotante y la termina en 1922 como Contraalmirante.

Alférez de Navío, de 1885 a 1891, los oficiales de La Armada debían completar su formación en ultramar, Filipinas y las posesiones españolas en América. El Galeón de Manila, llegaría a ser muy conocido para González Billón, en sus destinos en Filipinas y que era el nexo de unión con la península. Gonzalez Billón prioriza su formación militar como marino, pero en el también hay una vena artística que cultiva de forma paralela, sobre todo con la pintura, aunque también cultiva la fotografía.

Su estancia en Garrucha 1901 -1906. José Gonzalez Billón, llega a Garrucha como Teniente de Navío, se hace cargo de La Comandancia de Marina. El puerto de Garrucha era un puerto industrial y pesquero en la época, según refleja un nieto del contraalmirante en una biografía de su abuelo, Gonzalez Billón organiza una caseta de salvamento marítimo, nacerá uno de sus hijos y se integra en la Garrucha de principios de siglo.

Cuenta Juan Carlos Gonzalez Casanova, en la biografía de su abuelo, que un día apareció en la playa un cadáver, al parecer inglés, por lo que al entender del cura al ser protestante era indigno de ser enterrado en el camposanto local, ante la esperpéntica situación Gonzalez Billón con un grupo de marineros levantaron un cementerio civil, que aún existe.

De su estancia en Garrucha Gonzalez Billón, siguió cultivando su pasión por la pintura, realizó numerosas fotografías, que le servían para luego trasladarlas a sus lienzos. Las imágenes que nos han llegado, reflejan los pescadores, estibadores, mercado, entorno rural, los trabajos en la playa y los retratos. El 16 de marzo de 1906 asciende a Teniente de Navío de primera clase y es trasladado a Madrid, donde continuara con su brillante carrera militar. Años después González Billón fue el primer oficial español como capitán del acorazado Alfonso XIII, en visitar Cuba, Puerto Rico y Norfolk, después de la guerra con Estados Unidos, ya que era de los pocos oficiales de La Armada que dominaba el idioma inglés.

En palabras de su nieto “ Agradecer al destino que puso en manos de un historiador los negativos de González Billón y que con su descubrimiento ha conseguido hacer renacer a un personaje al que se le debía sin ninguna duda, un recuerdo histórico y afectivo.”

Brillante Marino al servicio de España, brillante padre de familia, brillante artista y brillante ciudadano también a su paso por Garrucha, parte de la historia local. .